Prácticas de verano: ¿se acabó el verano y las prácticas con ello? Revísate estos tips de cómo terminarlas lo mejor posible y dejar una buena impresión a tu jefe

practicas-de-verano

1. El último día de tus prácticas, despídete de tu jefe y dale la mano. Destaca dos de los principales puntos que has aprendido y utilízalos para expresar tu gratitud por las practicas.

MUESTRA AGRADECIMIENTO!

Es una de las maneras más fáciles de acabar bien, aunque poca gente lo hace. Mostrando agradecimiento por la ayuda que tu jefe te ha prestado durante el trascurso de tus prácticas no sólo demuestra que eres una persona agradecida por el tiempo que te han dedicado, sino que también demuestra que reconoces cuanto han hecho por ti.

2. Envíale un correo cada 3 meses y simplemente cuéntale cómo te va la vida, como las practicas te han influenciado de una u otra manera (sólo si es verdad), y finalmente pide algún consejo a tu jefe si es que lo necesitas.

MANTENTE EN CONTACTO!

Si no contactas con tu jefe en los meses posteriores a tus prácticas, estás perdiendo la oportunidad de fomentar una relación con alguien quien podría ayudarte en un momento clave en el futuro. Se necesita tiempo y esfuerzo para mantener estas relaciones, pero todas ellas valen mucho la pena a largo plazo.

3. Empresas que trabajamos en el sector de educación, como Tutorbox, por ejemplo, siempre estamos buscando opiniones sobre nuestros servicios, que pasa en la universidad, o novedades en los asuntos culturales sociales en la vida de estudiantes. Por eso, mantente en contacto por email o en las redes sociales. Y se activo en compartir las noticias que podrían ser relevantes para la compañía donde has trabajado.

TU OPINION CUENTA!

Si alguna vez te has sentido infravalorado como becario, recuerda que aportas una perspectiva que la mayoría de empleados de compañía no pueden. Si hiciste prácticas en una empresa relacionada con el mundo de educación, como Tutorbox, por ejemplo, que se dirige a los estudiantes como tú, diles que es lo que hacen bien y que es lo que podrían mejorar. Los jefes suelen valorar positivamente las aportaciones, incluso las críticas constructivas. Al final estás expresando tu deseo de ver triunfar a la empresa incluso ya no estando allí.

4. Al finalizar tus prácticas, no tengas miedo de pedir la valoración a tu jefe. Mucha gente tiene miedo por lo que pueden decir, pero es importante, percíbelo como una oportunidad de aprendizaje y de mejorar profesionalmente.

TODA VALORACION ES UNA BUENA VALORACION!

En algunas ocasiones pedir la valoración a tu jefe asusta, porque te puede decir algo que no quieres escuchar. No obstante, la valoración que no quieres escuchar es la valoración que NECESITAS escuchar. Necesitas escucharla para poder hacer las correcciones y ser un mejor profesional en el futuro. Tu jefe estará muy impresionado cuando le escribas el email que hemos mencionado antes, también puedes darle las gracias por la valoración constructiva y explicar cómo has mejorado a nivel de resultados.

5. Si has construido una buena relación con tu jefe, conecta con el vía redes sociales, como por ejemplo Linkedin. Reacciona a sus posts y felicítalo el día de su cumpleaños.

COMUNICATE!

Aunque pienses que a tu jefe no le importa lo que estás haciendo, te estas equivocando. En la mayoría de casos, están encantados de escuchar tus logros, y como tu experiencia con ellos te ha impactado. Y si mencionas a la empresa en uno de tus posts en twitter o Linkedin, que hayas logrado algo gracias a haber hecho prácticas en este sitio, ya triunfas.

Ahora ya sabes exactamente como acabar bien las prácticas. Solo te queda aplicarlo 🙂

Deja un comentario